El respeto hacia las demás culturas, la clave de la diversidad

Los inmigrantes creen que es perjudicial que se haga política con ellos. Mantienen sus costumbres por fe o cultura y, aunque les sorprenden algunas tradiciones españolas, buscan su plena integración.

Fuente: laopiniondemalaga.es

Endy en la sede del MPDL, donde actualmente se encuentra trabajando y enseña español.Las últimas declaraciones del líder de la oposición Mariano Rajoy han levantado ampollas en todo el colectivo inmigrante. La mayoría de estas personas vienen a España con el objetivo de cambiar su vida hacia mejor y consideran que puede resultar “muy perjudicial para este colectivo hacer política con los inmigrantes”. La obligación para los extranjeros de respetar la cultura española puede convertirse en un arma de doble filo.

Ndubuisi Oji (Endy) tiene 38 años y es nigeriano. Lleva nueve años en España, aunque primero estuvo en Holanda. Endy vino a España con las ideas muy claras y durante su primer año hizo un gran esfuerzo para aprender el idioma, además cuando no estaba dando cursos de español en la asociación MPDL (Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad), se pasaba el día entero dentro de la Biblioteca Cánovas leyendo libros para aprender español.

Endy sigue manteniendo su cultura. Como él manifiesta “lleva a cabo dos culturas”, las cuales respeta. Mantiene sus creencias religiosas y suele vestirse con sus trajes tradicionales originarios de su país. Eso sí, también tiene “el traje de español”, comenta entre risas.

Con respecto a la comida, Endy no sabe cocinar comida española entre otras cosas porque no tiene tiempo para realizar ningún curso. Sin embargo cuando va a un restaurante con su mujer, también nigeriana, se preocupa mucho por conocer las características de cada plato y su preparación.

En otros aspectos algo más ociosos Endy afirma tener una gran colección de discos de artistas españoles como Alejandro Sanz, que le encanta, El Canto del Loco o Camarón. Por el momento no se atreve a bailar unas sevillanas, pero disfruta mucho viéndolo, así como las chirigotas durante los carnavales.

Las tradiciones españolas como las navidades o la Semana Santa chocaron un poco el primer año, aunque Endy intenta participar en estas tradiciones convirtiéndose en Baltasar en las fiestas navideñas, pues sabe que es una forma de cultura que está relacionada con la integración. La Semana Santa fue muy impresionante para Endy pero le gusta cómo en España se mantienen las tradiciones, pues, en su país, y debido a la colonización, apenas tienen tradiciones.

Endy no descarta tener un hijo en España y tiene muy claro que quiere que su hijo se eduque dentro de las dos culturas, tendrá un nombre español y mantendrá los dos apellidos, pues en Nigeria sólo se mantiene el apellido del padre.
Endy reconoce que para poder integrarse de manera adecuada “es muy importante conocer el idioma”. Él tuvo mucha suerte para conseguir trabajo en la actualidad.

Karima Ouald-Ali y Hanan Hannou tienen 34 y 33 años respectivamente, ambas provienen del norte de Marruecos, de Nador y de Alhucemas. Gracias a su procedencia el idioma y la comida no resultó un problema pues el norte de Marruecos se caracteriza por tener múltiples zonas que fueron colonias de España.

Adaptación. Sin embargo reconocen que muchas de las costumbres que aquí existen impresionan cuando las ven por primera vez. Ejemplo de ello fue la Semana Santa. Karima afirma que ella vino a España y sabía “que había que adaptarse a un nuevo país y respetar su cultura”, pero su religión musulmana se hace complicada llevarla a cabo en algunos aspectos. Cuando se celebra el Ramadán, por ejemplo, la persona musulmana en España tiene que adaptarse para llevarlo a cabo porque aquí es un día normal mientras que en Marruecos durante esta mes cambian los horarios de los organismos públicos y los comercios.

Tanto Karima como Hanan creen que, de la misma manera que ellas intentan respetar las costumbres de España, se deben respetar sus propias costumbres culturales. Hanan afirma que “el velo no suele gustar a mucha gente”, debido a la ignorancia existente pues “quien te ve con un pañuelo piensan que eres sumisa”, afirma Karima.

Los chinos conforman también un núcleo muy denso dentro de la población española. Estos ciudadanos parece que se adaptan más lentamente pues el idioma lo aprenden más regular que bien y afirman que la comida española no les gusta porque hay mucho dulce, cuando en China todo es mucho más salado y llevan una alimentación basada en arroz, carne o pescado. Reconocen que la vida en España es muy diferente comparada con China pues allí trabajan mucho y además se gana menos dinero, sin embargo aseguran que la vida en España es más cara.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: